agua

Existen según qué situaciones que son comunes a todas las personas. Seguro que te ha ocurrido que mientras estás fregando o escuchas agua simplemente, tienes unas ganas inmensas de ir al baño a orinar. El ruido que hace el agua cuando cae en gotas o en chorro, hace que nuestro cuerpo experimente un gran deseo por miccionar y sólo desaparece cuando el sonido ha terminado o bien, hemos acudido al baño.

Dos posibles causas

Como todos conocemos, el paso de la orina de la vejiga a la uretra y posteriormente, al exterior, está controlada gracias a unos músculos: esfínter interno y externo. Estos, se contraen frenando el paso del líquido, como si fuese un grifo que se abre y se cierra. El primero de ellos, se halla en la salida de la vejiga y se controla sin que nos demos cuenta por el sistema nervioso parasimpático. El segundo de ellos, media en la salida al exterior y se controla de forma consciente.

Lo importante es conocer por qué se escapa de nuestro control el esfínter interno. Se explica porque el sistema nervioso parasimpático se activa con una intensidad mayor tras un período de estrés, durante el estado de relajación. Por ello, escuchar agua puede asociarse a este estado de relax. Así, provoca que tengamos que concentrarnos con mayor intensidad en bloquear el externo para no orinarnos encima.

Un reflejo condicionado

Por otra parte, la segunda causa tiene que ver con los reflejos condicionados, que se conocen por el experimento realizado con el perro de Pavlov. En este caso, empezaba a salivar en el momento que escuchaba la campana para anunciar que la comida estaba cerca. Este experimento, puede aplicarse al hecho de que escuchemos agua y tengamos que orinar, puesto que el sonido del agua tiene que ver con elementos relacionados con el baño (ruido de la cisterna o sonido de la orina al caer).

Es importante saber cuáles son las explicaciones que dan lugar a según qué situaciones cotidianas y a su vez, universales. Así, cuando te vuelva a ocurrir siempre podrás acudir a esta información para asegurarte de que es algo normal y estudiado.