protegerse de plagas

Ya lo dice el dicho: “En verano, todo el mundo vive”. Se trata de una estación muy viva, llena de alegría que a todos nos apetece disfrutar. Los humanos, solemos aprovecharlo para marcharnos de vacaciones y descansar del estrés y el ajetreo diario para así reponer fuerzas.

Asimismo, los insectos también desean disfrutar del verano, por lo que deciden salir a disfrutar de él, aunque a veces se “cuelen” en nuestros hogares. Sin duda, el insecto más desagradable por excelencia es la cucaracha, un invertebrado que es capaz de colarse por cualquier rendija, grieta e incluso, sumidero del baño. ¿Quieres saber cómo protegerte de ellas y qué medidas tomar para evitar su visita? Presta atención a este artículo donde lo desarrollamos.

Una plaga especialmente intensa este año

Con la llega del verano y las elevadas temperaturas, se incrementa la presencia de estos pequeños animalitos. Según los expertos, este año serán visitas realmente intensas y numerosas. La razón es porque la humedad ha ocasionado lluvias muy intensas en primavera, razón para que las cucarachas salgan con mayor frecuencia.

La Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (Anecpla), ha aseverado que con el calor y la humedad, aumenta la presencia de cucarachas, que abandonan su hábitat para buscar nuevos rincones donde haya agua, buena temperatura y comida.

¿Qué problemas pueden ocasionar?

Además del problema higiénico que conlleva tener estos animales, los problemas que ocasiona son la contaminación de alimentos, pérdidas económicas o la posibilidad de contraer enfermedades como la salmonelosis o la disentería. Para protegerse de ella, es eliminar cualquier fuente de agua o alimento, ventilar adecuadamente, limpiar los sitios donde puedan anidar y corregir imperfecciones en el hogar. Además, no está de más secar el baño adecuadamente de los restos de la ducha o de la pila del baño, para que no se acumule agua.

Asimismo, si el problema persiste y es abismal, es conveniente contratar una empresa de control de plagas, desaconsejando los insecticidas domésticos que pueden agravar el problema y nuestra salud. Es conveniente destacar que las 2 especies que hay en nuestro país son la Blatella germánica, conocida como “rubia” y la Blatta orientalis o “negra”, que se halla en entornos urbanos.