escasez de agua

La escasez de lluvia en nuestro país es un hecho. En algunas zonas del este del país, se ha convertido en prácticamente un lujo de la naturaleza, puesto que el clima prácticamente primaveral durante esta época, se ha adueñado del día a día de los ciudadanos.

El norte del país es la zona donde mayores precipitaciones se registra, aunque han disminuido notablemente en comparación con años anteriores. ¿Cómo remediar la situación? La solución química pensada por el científico Omar Yaghy para atrapar el agua de la atmósfera, serviría par ala acuciaste sequía que sufre España.

Si acudimos a los datos del pasado año, concretamente de enero a octubre, se registró el período más seco desde 1981, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Este hecho no es nuevo, puesto que desde el año 2014 se padece dicha preocupación. Este año 2018 podría ocurrir el cambio necesario si los meses de abril y mayo son lluviosos. La sequía del último año hidrológico no se ha revertido con las heladas ocurridas en enero, aunque se ha notado en zonas gallegas y del Cantábrico. Por el contrario, las cuencas del Duero y del Tajo están con niveles muy bajos.

Según Aemet, el último año hidrológico ha sido especialmente seco, siendo el octavo con menos lluvias desde el año 1981. La cifra exacta de agua caída ha sido de 529 litros por metro cuadrado, un 18% menos teniendo en cuenta la media histórica.

El año culminó con menos reservas hídricas que cuando empezó. Llovió entre un 40-60% menos de lo normal. Este aspecto se ha reflejado en la reducción de las reservas de agua, sea para consumo o producción hidroeléctrica.

La sequía del último año hidrológico deja unos embalses con estados alarmantes, al 39,4% de su capacidad, muy alejados del 52,2% del año anterior o el 56,8% de hace 5 años. Una situación que preocupa a los expertos y que también le debe preocupar a todos. El agua se ha convertido en un artículo de lujo, por lo que debemos ser conscientes del cambio climático y cuidar el planeta. La acción humana resulta vital para poder evitarlo.