fenomenos meteorologicos

La naturaleza tiene una fuerza increíble. A veces, no somos conscientes del poder devastador que puede llegar a tener. A lo largo de la historia, han sucedido numerosos casos desastrosos que guardan una estrecha relación con la naturaleza. A continuación, desgranamos cuáles han sido los cinco más destacados:

Rayos de forma directa. El único rayo que ha matado a un total de 21 personas en apenas instantes. Sucedió el día 23 de diciembre de 1975 cuando un grupo de personas se hallaba en una choza al oeste de Zibabwe. Debido a que gran cantidad de ellas se construyen con tejados de chapa y carecen de pararrayos, el resultado fue letal.

Rayos de forma indirecta. En esta ocasión, un rayo incendió tres tanques de almacenamiento de petróleo y cada uno de ellos, contenía 5.000 toneladas de capacidad. El incendió causó diversos daños e inundaciones. Además, los tanques se encontraban cerca de unas vías de tren que colapsaron a causa de las inundaciones. El petróleo ardiendo se sumó a los ríos, que llevaron el fuego a los pueblos y murieron cerca de 500 personas. Todo ello sucedió un desagradable 2 de noviembre de 1994 cuando diversas tormentas afectaron a Dronka, al sur de Egipto.

El peor ciclón tropical de la historia se produjo los días 12 y 13 de noviembre de 1970 y se conoce como El Bhola. Arrasó Bangladesh y causó un total de 300.000 fallecidos, aunque las estimaciones advierten que pudo causar hasta 500.000.

El tornado más mortífero. La tormenta, con un diámetro de 1,6 kilómetros, avanzaba paulatinamente arrancando del suelo todo aquello que encontraba en su paso. Ocurrió el día 26 de abril de 1989 en Manikganj. El tornado destruyó dos ciudades y dejó a un total de 80.000 personas sin lugar donde vivir. El fatal desenlace dejó a 1.300 víctimas y más de 12.000 heridos.

Por otro lado, el 30 de abril de 1888, se produjo una violenta granizada cerca de Moradabad, al norte de la India. Dejó 246 víctimas mortales. El pedrusco tenía el tamaño de una naranja, provocando la muerte de más de 1.600 animales de granja. La granizada se llevó la vida de los asistentes de más de una celebración de boda en el campo. Lo que prometía ser un día festivo, se convirtió en un día desagradable.

Todos estos ejemplos, nos advierten que la naturaleza es sorprendente y tiene una fuerza increíble, muy superior a la de los seres humanos. Por ello, debemos cuidar nuestro planeta de la mejor forma posible a fin de evitar que se produzcan este tipo de fenómenos.