31 octubre dia mundial ciudades

Durante los últimos decenios, las ciudades han experimentado un crecimiento urbano espectacular. Durante el año 2015, cerca de 4.000 millones de personas (que suponen el 54% de la población mundial), vivía en ciudades y según las perspectivas futuras, el número aumentará hasta los 5.000 millones en el año 2030.

A mejores ciudades, mejor calidad de vida

Hablar de ciudades es sinónimo de decir que son hervideros de ideas, comercio o cultura, entre otras cosas. Las ciudades han posibilitado que las personas progresasen social y económicamente. A pesar de ello, también plantean problemas diversos, como la presión ejercida sobre la tierra y los recursos hasta la congestión o la contaminación existente, además del deterioro que hay en las infraestructuras.

El Día Mundial de las Ciudades, se creó con el fin de promover el interés en la urbanización y fomentar la cooperación existente entre países para aprovechar oportunidades y afrontar desafíos del urbanismo. Además, se contribuye al desarrollo urbano sostenible en todo el mundo.

Así, la urbanización planificada, maximizará la capacidad existente de las ciudades para poder crear empleo y riqueza, además de para fomentar la diversidad y cohesión social entre clases, culturas o etnias. Las ciudades deberán crearse para vivir juntos, generar posibilidades, permitir la conexión e interacción y facilitar el uso sostenible de los recursos compartidos.

Ciudades sostenibles y resilientes

Observando las noticias, nos hemos dado cuenta de la importancia que tienen los desastres naturales. En la última década, más de 220 millones de personas están afectadas por ello, causando pérdidas de 100.000 millones de dólares por año. En caso de no invertir lo suficiente en las ciudades para que sean más resilientes, los desastres de este tipo podrán costar a las ciudades 3 veces esa cifra por año.

Asimismo, el cambio climático, puede generar pobreza a millones de residentes en ciudades. Miles de ciudades y comunidades sufren los impactos de la crisis tales como desastres naturales, fracasos políticos y crisis económica. El lema para el año 2018 será: «Construir ciudades sostenibles y resilientes”. De este modo, las ciudades necesitan soporte para convertirse de esta forma y así, podrán afrontar el impacto de las amenazas actuales, además de proteger la vida de las personas.

Todo ello, se hará al tiempo que prestan los servicios necesarios tras una crisis. Se requieren herramientas novedosas y enfoques nuevos que refuercen las administraciones locales y empoderen a los ciudadanos.

Con ellas, podrán enfrentarse a nuevas situaciones conflictivas y protegerán los recursos humanos, económicos y naturales. Los gobiernos deberán crear políticas inclusivas que fomenten áreas urbanas resilientes y brindarán apoyo tanto a los gobiernos regionales, como locales.