Este es el peligro de tirar las toallitas húmedas por el retrete

Las toallitas húmedas han sido el enemigo número uno de las tuberías desde hace años. La pandemia del COVID-19 ha hecho que se compren más de estos productos, por lo que, lógicamente, se han producido más atascos que en épocas pasadas. Y es que el mal uso de toallitas húmedas está demasiado generalizado en nuestra sociedad.


Mucha gente piensa que las toallitas húmedas pueden tirarse por el wáter como si fueran papel higiénico, pero lo cierto es que su capacidad de atascar las tuberías es realmente demoledora. De hecho, el problema no acaba solo ahí, ya que muchos ríos y mares se encuentran llenos de estos materiales.

Es cierto que muchas toallitas húmedas que encontramos en los supermercados incluyen la etiqueta de “biodegradables”, pero, desgraciadamente, ni siquiera todas las que tienen esa etiquita están compuestas al 100% por material biodegradable. La composición de una toallita es básicamente celulosa, poliéster y termoplásticos, siendo estos últimos el problema principal para el medioambiente.

¿Por qué son tan nocivas las toallitas para el medioambiente?

El uso de toallitas no está ni mucho menos vetado, pero hay que saber hacer uso de ellas con responsabilidad. El gran problema de estos elementos es que, al tirarlas por el WC, no se disuelven a lo largo del recorrido posterior. Si llegan a las arquetas sin haberse disuelto se pueden ir acumulando a lo largo de las bajantes, llegando a crear un tasco con el tiempo.

Pero el problema no acaba ahí, y es que las toallitas que no se han quedado atascadas ni atrapadas en los procesos anteriores, seguirán su curso hacia el sistema de alcantarillado, pudiendo llegar a crear averías también en las bombas de las estaciones de aguas residuales.

Es por esto que desde Solo Desatascos abogamos por un uso responsable de las toallitas. En cualquier caso, si se ha producido un atasco en tu casa por este motivo, tenemos un servicio de calidad y rápido a tu disposición.