El aumento en los controles de calidad y salud actuales ha permitido que podamos vivir con menos preocupaciones que hace unos años. Sin embargo, parece que esta nueva libertad está siendo utilizada de la manera incorrecta. ¿Por qué?

Porque debido a la sensación de bienestar y tranquilidad se están dejando de lado ciertas costumbres básicas pero indispensables, entre ellas: el cuidado de las superficies, el lavado adecuado de las manos y el mantenimiento preventivo de tuberías y vías de paso de cualquier tipo de agua para consumo humano o producto de activadas cotidianas.

La omisión de estos factores puede llevar al desarrollo de enfermedades de toda clase y deficiencias en el sistema inmunológico e infecciones, todo a consecuencia de las bacterias que no son eliminadas por un proceso de limpieza adecuado.

¿Es una exageración pensar así?

Francamente, no. Las bacterias pueden encontrarse en cualquier superficie, especialmente en el agua que consumimos y utilizamos. En lugar de aportar beneficios, éstas se alimentan de los organismos vivos en los que residen, pero bajo ciertas circunstancias pueden llevar al desarrollo de enfermedades como la neumonía, meningitis e infecciones en heridas.

Por tanto es crucial prestar atención a la limpieza  pues incluso estas enfermedades pueden ser consecuencia de baños de agua y uso de humidificadores. Esto nos da motivos suficientes para prestar atención a tuberías y drenajes, pues en estas actividades no se ingiere el agua, pero sí se inhala y entra en contacto con la piel.

Pero tampoco tomes medidas extremas, pues existen muchos procesos que permiten garantizar la limpieza de tus fuentes de agua y superficies. Por ejemplo, métodos de purificación y limpieza para el agua destinada a consumo. La limpieza regular con productos adecuados puede reducir considerablemente la presencia de bacterias.

Eliminar fuentes de agua no controladas en los alrededores también es una alternativa segura. Y por supuesto, solicitar un servicio periódico de control y revisión de tuberías y limpieza de desagües. De esa forma reducirás más aún la existencia de bacterias y aumentará la protección de tu salud y la de tus seres queridos.