Cómo nos afecta la contaminación

Los residuos que generamos en nuestro día a día pueden dañar el medio ambiente de maneras muy diversas. Muchas veces no somos conscientes de que muchas de las acciones que hacemos en nuestra rutina pueden ser realmente perjudiciales para el planeta. Conocer cuáles son los efectos que tienen los diferentes tipos de residuos puede llegar a servir para concienciarnos de la importancia que tiene una buena gestión de residuos.

Los residuos, sólidos y líquidos, contaminan el suelo de forma importante debido a que muchos de ellos contienen materiales tóxicos que pueden llegar incluso a ser perjudiciales para las aguas subterráneas. Pero no es solo ése el único problema, sino que muchos entornos naturales, tales como ríos o mares, pueden verse muy afectados en casos en los que la gestión de residuos es nefasta y éstos se vierten sin ningún tipo de control.

Es fundamental que, en nuestros días, las grandes empresas y fábricas de todo el mundo, tomen conciencia de este problema, ya que, a pesar de las medidas que se están tomando en los últimos años, nuestro planeta se ve cada vez más afectado por esta lacra.

 

Los efectos contaminantes de las aguas residuales

El suministro de agua es totalmente básico en cualquier comunidad. Lógicamente, es necesario que el agua que se ofrece al público sea de calidad, esté totalmente depurada y exenta de residuos que puedan ser perjudiciales para la salud.

La contaminación que tienen las aguas residuales que proceden de las viviendas y fábricas de cualquier ciudad, no es absorbida en su totalidad por fuentes como ríos o lagos, lo cual hace que cada vez la polución de estas zonas naturales sea mucho mayor.

Es por eso por lo que hay que tener un control exhaustivo sobre las plantas de tratamiento de aguas residuales, para que traten los líquidos de forma eficiente y puedan llegar a ser aguas limpias para el abastecimiento. Si no es así, tanto las propias personas como el medio ambiente pueden verse gravemente afectadas.